miércoles, 1 de noviembre de 2017

La leyenda de Sleepy Hollow y otros relatos de Washington Irving

“En el seno de una de esas amplias calas que se forman en la ribera oriental del Hudson y a la altura de ese ensanchamiento que los antiguos navegantes holandeses llamaban Tappan Zee y donde prudentemente apocaban velas implorando la protección de San Nicolás, se encuentra una pequeña población portuaria que algunos llaman Greensburgh, pero que es conocida más general y acertadamente con el nombre de Tarrytown.”

La leyenda de Sleepy Hollow. El País.


Título: La leyenda de Sleepy Hollow y otros relatos

Autor: Washington Irving

Fecha de publicación: 1820 (original en inglés)

Traducción: Guillermo Lorenzo y José Méndez Herrera

ISBN: 842553600080500019

Págs.: 110

Editorial: Ediciones El País (cedida por Alba y Santillana): Colección “Maestros del terror” Nº19




Sinopsis:

Recopilación de tres cuentos del autor americano: La leyenda de Sleepy Hollow, Leyenda del astrólogo árabe y Leyenda del soldado encantado.

Opinión:

¡Bueeenas!
Voy un poco lenta con mi última recomendación para este Halloween (penúltima si me hubiera dado la vida para terminar a tiempo Historias sobrenaturales de M. R. James) pero mejor tarde que nunca; así que hoy os traigo otra pequeña antología de la colección de El País “Maestros del terror”: la número diecinueve.

Washington Irving era un señor neoyorquino de finales del siglo XVIII y un ejemplo de romántico del XIX, solo hay que rasgar un poco en su obra para ver de qué palo iba, pues tenemos leyendas de los colonos de la América del Norte y de la época musulmana en España; es decir, exotismo por doquier, folclore y pasados remotos, muy característico del movimiento romántico, ¿verdad? Además, solo con el hecho de pensar que escribió La leyenda de Sleepy Hollow no hay posibilidad de duda, ya que tenemos escenarios oscuros y tétricos con elementos sobrenaturales.

En éste, concretamente, nos enfrentamos a tres cuentos de dos libros distintos. Por un lado, Sleepy Hollow de El libro de los apuntes (1820), y por otro, Leyenda del astrólogo árabe y Leyenda del soldado encantado de Cuentos de la Alhambra (1832).

Corte de Abderramán III
Leyenda del astrólogo árabe se remonta a los años que convivieron moros y cristianos en España. Nuestro protagonista es un rey moro ya anciano que gobierna el reino de Granada. El pobre teme la conquista de su capital por parte de príncipes de tierras cercanas, pues, al hacerse mayor, estos jóvenes creen que tienen una oportunidad ideal para ello. Por suerte (o desgracia) entra en escena un antiguo médico árabe llamado Ibrahim Eben  Abú Ajib, de quien se dice que era contemporáneo de Mahoma e hijo de Abú Ajib, último compañero del profeta. Por lo tanto, Ibrahim no tiene pinta de ser un simple médico, ¿no? Hasta aquí puedo leer, que no quiero desvelaros nada. En general, es un cuento cortito con personajes arquetípicos en un escenario exótico y mágico, y con referencias históricas y bíblicas. De los tres no es mi favorito, pero tiene un final digno.

Leyenda del soldado encantado está ambientada en Salamanca. Nos habla de la cueva de San Cipriano, lugar abominable donde impartía clases de brujería el mismísimo Diablo. Esta cueva, como es lógico, pertenece a la tradición popular española, por lo que Irving no fue el primero en utilizarla, antes que él Cervantes ya hizo lo propio con su entremés La cueva de Salamanca. Pero, volviendo al tema, Irving, como buen hispanista, buscó información sobre las historias que se contaban alrededor de este enclave e inventó su propio cuento: Vicente necesita dinero para continuar con sus estudios en la Universidad, así que decide mendigar y rezarle a san Cipriano para que le dé buena suerte. De pronto, aparece un anillo con el grabado de una estrella. Vicente se queda con él pensándose que es un regalo del santo. Lo que no sabe es lo que puede conseguir con esta sortija de oro y plata… Es el último y más corto de los relatos, pero eso no quita que sea totalmente recomendable. Gracias a él conozco una leyenda muy interesante que a su vez es el origen de las salamancas de las leyendas hispanoamericanas, es decir, los lugares donde las brujas y los demonios celebraban sus aquelarres.

La leyenda de Sleepy Hollow transcurre a las afueras de Tarrytown, al norte de Nueva York. Irving actúa como un cuentacuentos que nos narra directamente a nosotros, los lectores, la leyenda del jinete sin cabeza, quien en su momento había sido un hessiano, o  sea, un mercenario alemán de Hesse contratado por otro país. Nos traslada a la época de los colonos, cuando esa zona de Nueva York, cerca del río Hudson, estaba habitada por inmigrantes holandeses. Allí, después de una extensa descripción de la zona y sus gentes aderezada con una ambientación siniestra, nos presenta a nuestro protagonista, Ichabod Crane, un maestro muy alto, delgado, de espalda estrecha y grandes pies, en palabras de Irving “su cuerpo entero parecía descoyuntado”, pero con labia y porte. Un hombre inteligente que sabe ganarse con facilidad a quien quiere, sobre todo, a las damas. Ichabod se dedica a ir de pueblo en pueblo dando clase y estudiando por su cuenta todo lo que esté relacionado con temas paranormales. Por lo que el asunto del jinete sin cabeza no es algo que ignore… y hasta aquí puedo contar, puesto que no tiene nada que ver con la película que seguramente hayamos visto la gran mayoría, esa de 1999 dirigida por Tim Burton y protagonizada por Johnny Depp. Éste es el cuento más largo con sesenta y tres páginas, los otros no llegan a las treinta. Además, es el más oscuro, fantasmal y entretenido. Pero haciendo honor a la verdad me esperaba otra cosa, es decir, la leyenda me encanta y las descripciones no se me hicieron innecesarias en ningún momento, el problema es que la aventura en sí de Ichabod es demasiado simple y corta. Creo que podría haber sacado mucho más sin miedo a parecer puro relleno insustancial. Si tuviera que elegir la peli o el cuento me quedaría con la primera, aun así, os lo recomiendo porque merece la pena (mejor si no sabéis nada y/o no habéis visto la peli).

"En aquel momento escuchó muy cerca de sí al negro corcel de su perseguidor
y hasta creyó sentir su cálido aliento."


En conclusión, si tengo la oportunidad repetiré con Irving pues tanto su estilo como sus ideas me gustan y me llaman la atención, aunque no sea el cuentista de mi vida (Cortázar y Poe forever). Eso sí, se aprende muchísimo de sus relatos, sobre todo si sois como yo, que me dedico a investigar a fondo toda la cuestión legendaria e histórica, me flipan las curiosidades.

Sobre el autor:

Nació el 3 de abril de 1783 en Nueva York, EEUU; y como sus padres sentían gran admiración por el general George Washington (primer presidente de EE.UU.), le bautizaron con su nombre. Desde pequeño desarrolló una gran pasión por los libros y, aunque sus intereses iban por el camino del periodismo y la literatura, estudió Derecho, pero no ejerció durante mucho tiempo. Entre 1804 y 1806, viajó por Europa visitando Marsella, Ginebra, España, Sicilia y Roma. En 1806, volvió a Nueva York y fundó una empresa comercial con sus hermanos. Durante la guerra con Gran Bretaña de 1812, asistió militarmente al gobernador de Nueva York, Tompkins, en el ejército americano. Entre 1802 y 1803 comenzó a escribir algunos artículos para el periódico de Nueva York Morning's Chronicles. Entre 1807 y 1808, en Salmagundi. En 1809 apareció una Historia de Nueva York contada por Dietrich Knickerbocker fue tan popular que desde entonces los descendientes neoyorquinos de antiguos emigrantes holandeses son conocidos por el nombre de su protagonista, Knickerbocker. Sin embargo, el reconocimiento que estaba obteniendo tanto en el ámbito social como en los círculos literarios se nubló con la muerte de su prometida, Matilda Hoffmann; quedó tan afectado que nunca más pensó en casarse. De 1812 a 1814 fue redactor de la Analectic Magazine, en Filadelfia y Nueva York. Más tarde, marchó a Liverpool como socio de la empresa comercial que compartía con su hermano, y allí trabó amistad con importantes hombres de letras como sir Walter Scott, Thomas Moore etc., pero la empresa quebró en 1818 e Irving se consagró por completo a la literatura. Después de la muerte de su madre, decidió seguir en Europa, donde permaneció diecisiete años (1815-1832). En Inglaterra mantuvo una relación romántica con la escritora Mary Shelley, quien se había quedado viuda del poeta Percy Shelley. Utilizó en algunos escritos el pseudónimo de Geoffrey Crayon, publicados en The Sketch Book of Geoffrey Crayon (1820). En este libro se incluyen dos de sus cuentos más famosos: La leyenda de Sleepy Hollow y Rip Van Winkle, que narra la historia de alguien que duerme durante decenas de años, inspirándose en la leyenda de Los siete durmientes de Éfeso. En 1822 se publicó una continuación: Bracebridge Hall. Además, visitó España llamado por el embajador de su país para que estudiara en El Escorial los documentos relativos al descubrimiento del Nuevo Mundo (1826–1829). Este encargo constituyó el comienzo de su carrera diplomática. Entre 1829 y 1832, bajo la presidencia de Andrew Jackson, fue nombrado secretario de la legación norteamericana, y más tarde sería ascendido a embajador de los EEUU en Madrid (1842–1845). Sus largas estancias en España le llevaron a conocer profundamente la historia y la literatura españolas y a identificarse de tal modo con su espíritu, que llegó a ser un gran hispanista. Fruto de esta actividad como hispanista surgieron Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón (1828), Chronicles of the Conquest of Granada (1829), Voyages and Discoveries of the Companions of Columbus (1831) y sus Cuentos de la Alhambra (1832). En 1848 fue nombrado presidente de la Biblioteca Astor, cargo que abandonaría en 1859 a causa de sus achaques. Sin embargo, pudo elaborar las biografías de Oliver Goldsmith (1849) y de George Washington (1855–1859). Murió rodeado de su familia en Tarrytown (estado de Nueva York), el 28 de noviembre de 1859, en su mansión de Sunnyside. Está sepultado en el cementerio de Sleepy Hollow.

Obra:
El libro de apuntes (1819-1820)
Bracebridge Hall (1822)
Cuentos de un viajero (1824)
Extracto de las notas del diario de Washington Irving: Visita a los lugares colombinos (1828)
Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón (1828)
Crónica de la conquista de Granada (1829)
Cuentos de la Alhambra (1832)
Cuentos del antiguo Nueva York (1835)
Crónicas moriscas: Leyendas de la conquista de España (1835)
Viaje por las praderas (1835)
Los buscadores de tesoros (1847)
Oliver Goldsmith (1849)
Mahoma y sus sucesores (1850)
Vida de Washington (1855-1859)

De libro a película:

En 1922, el americano Edward D. Venturini dirige la adaptación muda “The Headless Horseman”. Reparto: Will Rogers, Lois Meredith, Ben Hendricks Jr., Charles Graham,…


En 1949, los americanos James Algar, Jack Kinney y Clyde Geronimi dirigen “La leyenda de Sleepy Hollow y el Señor Sapo” para los estudios de animación Disney.


En 1980, el danés Henning Schellerup dirige “The Legend of Sleepy Hollow”. Una versión para la televisión. Reparto: Jeff Goldblum, Paul Sand, Meg Foster, Laura Campbell, Dick Butkus, James Griffith,...


En 1999, el canadiense Pierre Gang dirige “La leyenda del jinete sin cabeza” para televisión. Reparto: Brent Carver, Rachelle Lefevre, Vlasta Vrana, Kathleen Fee, Paul Lemelin,…


En 1999, el americano Shane Williams dirige la animación “The Night of the Headless Horseman”.


En 1999, el americano Tim Burton dirige “Sleepy Hollow”. Reparto: Johnny Depp, Christina Ricci, Miranda Richardson, Michael Gambon, Casper Van Dien, Jeffrey Jones, Christopher Walken,…


En 2007, Anthony C. Ferrante dirige “Headless Horseman”. Reparto: Bill Aaron Brown, Rebecca Mozo, Richard Moll, Arianne Frase, M. Steven Felty,…


En 2013, la FOX crea la serie “Sleepy Hollow”. Dura cuatro temporadas hasta su cancelación este año, 2017. Reparto: Tom Mison, Lyndie Greenwood, Nicole Beharie, Orlando Jones, Katia Winter, John Noble, Nikki Reed,…



¿Los habéis leído? ¿Qué os parecen? ¿Habéis visto alguna/s de las adaptaciones?


Puntuación 3,5/5

6 comentarios:

  1. Justo estos días estuve releyendo Sleepy Hollow con otros blogs. La verdad es que no es un relato que se parezca a la idea que se tiene de él por la adaptación de Burton, pero me gustó. Tengo que leer los otros relatos que mencionas.
    Un beso, Reich

    ResponderEliminar
  2. Suena muy apetecible. No conocía al autor tras esta célebre historia, y si encima viene acompañada de otras dos mejor que mejor. Aunque, ahora que recuerdo, me hablaron de Cuentos de la Alhambra bastante mal, en el sentido de que aburría mucho.
    Gran reseña, muy completa.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Leí La leyenda de Sleepy Hollow en clase de inglés y me pareció una buena historia, también vi la peli de 1.999 y está entretenida, no me importaría leer otra vez la historia pues han pasado años.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Sleepy Hollow es la típica leyenda de la que siempre oyes hablar pero al fin y al cabo nunca he leído el relato, ni he visto ninguna película, ni nada... jajaj no me importaría leerlo.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  5. De los relatos que tu volumen recopila solo he leído La leyenda de Sleepy hollow que me encantó. Es cierto que es una historia que tira más hacia la sátira social y al humor que al terror, pero tiene una atmósfera muy lograda y el retrato que hace de Ichabod Crane y de los habitantes del pueblo en el que vive en ese momento es descacharrante.

    ResponderEliminar
  6. No conocía el libro así que no puedo opinar. Lo que sí digo es que no creó que me anime porque el género no me gusta demasiado así que lo dejó pasar. Gracias por darlo a conocer! Un beso

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain